UPJ Presenta a exaltados al Salón de la Fama del Judo Panamericano 2017

0
600
Santo Domingo, República Dominicana.- Al finalizar las actividades de la celebración de los 65 Años de la fundación de la Unión Panamericana de Judo, 1952-2017, fueron presentados los nuevos integrantes del Salón de la Fama del Judo Panamericano.
La escogencia concluye varios meses de rigurosa evaluación de los seleccionados sobre la base reglamentaria aprobada en 2004 cuando se realizó la primera exaltación el 23 de abril en Isla Margarita, Venezuela.
En la presente oportunidad los seleccionados son Gisele Gravel (Canada), Rusty Kanokobi (Estados Unidos), Rolando Sanchez (Cuba), Flavio Canto (Brasil), Nilmari Santini (Puerto Rico), Gerardo Padilla (Mexico), Juan Carlos Uequin (Argentina), Kenzo Yamamoto (República Dominicana), Ernst Laraque (Haiti), Carlos Diaz (Venezuela) y Miguel Vanegas.
Cada uno de ellos es símbolo en sus respectivos países en el desarrollo y difusión de la disciplina que fundó el ilustre humanista japonés Jigoro Kano en 1982, la misma que en 1964 se convirtió en deporte olímpico en los Juegos de la XVII Olimpiada de Tokio en 1964.
Es en los Juegos de la XXV Olimpiada, Barcelona 1992 que el judo femenino entra en las competiciones de estos Juegos de Verano por primera vez bajo la regencia del Comité Olímpico Internacional.
Veamos pues el historial deportivo de los elegidos.

Gisele Gravel, 

Canadiense, 1936 – 28 marzo 2017, fue la primera mujer directora de un club de judo en Quebec y en 2007 fue incluida en el Salón de la Fama de Canadá. En eventos internacionales, campeonatos panamericanos y eventos nacionales acumulo 55 medallas . Fue una especialista en la ejecución de Kata motivo por el cual importantes canales de televisión y revistas especializadas hicieron reportajes sobre su vida.
Represento el continente americano en varias oportunidades en eventos internacionales de renombre mundial y en Campeonatos Panamericanos Master.
Su fallecimiento fue muy sentido por la comunidad del judo en Canadá, toda América y ampliamente a nivel mundial.

Rusty Kanokogi,

Estadounidense, 30/07/1935 – 21/11/2009, nació en Brooklyn donde desarrollo sus actividades hasta su muerte. Su nombre real Rena Glickman y se le atribuyen denodados esfuerzos en la entrada del judo femenino en los Juegos Olímpicos. Fue miembro de una banda callejera donde le propinaron una monumental paliza lo que la obligo a buscar una manera de defensa personal. En 1962 viajo a Japón y conoció a su marido Ryohei Kanokogi, cinturón rojo y blanco, sexto dan. Logro hacer en Nueva York el primer Campeonato Mundial de Judo Femenino en 1980. En vida recibió el mayor galardón que otorga el gobierno japones: La Orden del Sol Naciente.

Rolando Sanchez,
Cubano, inicio sus actividades deportivas en los Juegos Centroamericanos y del Caribe realizados en Jamaica en 1962 como lanzador de disco para luego pasar a la practica del judo dado que era un fornido atleta lo que le permitió regresar a los Juegos Centroamericanos y del Caribe en San Juan, Puerto Rico en 1966 y así lograr la primera medalla de oro para esa disciplina en esta justa regional.
Entre los años de 1964 al 1971 fue Campeón Nacional en su nativa Cuba lo que le dio el pase a eventos en Asia, Europa y en toda América obteniendo diversas medallas y trofeos.
En 1967 fue medallista de bronce en los Juegos Panamericanos efectuados en Winnipeg, Canadá.
Del 1971 al 1984 fue entrenador principal del Equipo Juvenil de Judo cubano llevando delegaciones a varios eventos internacionales.
En 1979 logro el grado de Arbitro Internacional y fue ascendido al Séptimo Grado de Cinturón Rojo y Blanco en el 2003.
Del 1990 al 1993 fue Jefe de Cátedra en la Escuela Manuel Fajardo lugar donde se licencio en deportes con mención en Judo para el 1983.
Ya fuera de su lar nativo y actuando en Puerto Rico fue Director de la Comisión Técnica de la Federación Puertorriqueña de Judo del 2000 al 2009.
Entre 1994 al 2000 ha sido entrenador en Rio Piedras, Puerto Rico de diferentes clubes de judo.

Flavio Canto,
Brasileño, aunque nació en Oxford, Inglaterra el 16 abril 1975, participo en los Juegos Olímpicos en Atlanta 1996 y Atenas 2004 obteniendo medalla de bronce en la capital griega compitiendo en los 81 kilogramos. En Juegos Panamericanos logro bronce en Mar del Plata 1995, plata en Winnipeg 1999 y oro en Santo Domingo 2003.
Los Campeonatos Panamericanos fueron su gran escenario por casi 15 años iniciando en en San Juan, Puerto Rico en 1996 con medalla de bronce, Guadalajara 1997 con oro, Santo Domingo 1998 con presea de bronce, Uruguay 1999 y medalla de oro, Santo Domingo 2002 logro el bronce, en Salvador de Bahia el 2003 con oro, Isla Margarita 2004 repitió el oro, Buenos Aires 2006 con oro, Buenos Aires 2009 logro la presea de plata y San Salvador 2010 con presea dorada.

Nilmari Santini Martin,

Puertorriqueña, nació el 25 de mayo 1959 y falleció el 25 de marzo 2006, gano una medalla de bronce en el Campeonato Mundial en Mastricht, Holanda en 1986 y varias medallas en Juegos Panamericanos repartidas en Indianapolis 1987 con oro, La Habana 1991 con dos medallas de plata.
Los Campeonatos Panamericanos fueron su gran escenario cuando en Ciudad de Mexico 1984 obtuvo la medalla de oro y una plata, para el 1986 en San Juan, Puerto Rico se alzo con la presea de oro y en Hamilton 1992 la de bronce.
Recibió varios homenajes tanto en vida como luego de fallecida por diversas instituciones incluyendo el Comité Olímpico de Puerto Rico (COPUR)

Gerardo Padilla Vallejo,

mexicano, nació el 23 de marzo 1959, participo en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976, Moscu 1980 y Los Ángeles 1984.
En 1976 logro el oro en el Campeonato Panamericano en la Ciudad de México y así ser el primer judoka en ganar en Juvenil y Mayores el mismo año a la corta edad de 17.
En Juegos Panamericanos en San Juan, Puerto Rico en 1979 logro la medalla de bronce y en Caracas 1983 la presea dorada.
Los Campeonatos Panamericanos fueron su mejor escenario pues en Maracaibo 1976 y Ciudad de México 1984 se alzo con medalla de oro.
Hoy día Gerardo es un referente del judo mexicano quien con frecuencia es invitado a impartir seminarios y clínicas tanto a entrenadores como atletas.

Juan Carlos Uequin,

argentino, nació en Santiago del Estero pero se radico en Buenos Aires al trasladarse su padre a la ciudad capital por razones de trabajo donde inicio la practica del judo a la edad de 15 años cuando corría el año 1953 con el profesor Takami Nisiaka para participar en eventos nacionales, regionales y mundiales.
Fue el primer arbitro internacional que tuvo Argentina y esto lo llevo a participar en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984.
Es un estudioso de esta disciplina lo que le ha permitido publicar varios libros sobre la misma en diferentes escenarios con publicaciones recientes.
Es asiduo participantes de los eventos de judo y su presencia es valorada por varias generaciones dado que prestigia los certámenes competitivos.

Kenzo Yamamoto,
dominicano, figura legendaria del judo dominicano en los finales de los años sesenta y setenta desempeñándose como atleta ganador de innumerables campeonatos nacionales en su división de peso y en la difícil categoría abierta.
Sus logros competitivos los compartió como entrenador de los equipos del Instituto Politécnico en la ciudad de San Cristobal con el Club de Judo Loyola donde cursaba estudios técnicos para luego concluir como ingeniero en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra en Santiago de los Caballeros.
En 1971 y 1972 fue reconocido como atleta del año por la Asociación de Cronistas Deportivos de la ciudad de Santiago sumado a cuatro Campeonatos Nacionales en diferentes años.
Afable, compañero, comedido y sumamente respetuoso son sus mejores dotes de ser humano cuando rememora las enseñanzas de sus profesor Tokuji Saito a quien guarda un respeto inigualable en la norma de tradición japonesa.
El pasado 10 de diciembre 2017 la Confederación Dominicana de Judo (Condojudo) reconoció la labor de largos años de Yamamoto a la vez que le otorgo el Cinturón Rojo y Blanco (Sexto Dan)


Ernst Laraque, 
haitiano, se desempeño como atleta de gran calidad en sus años mozos lo que le permitió ser una figura de primer orden en este deporte marcial y por lo tanto con gran reconocimiento en su país de origen.
Posteriormente fue el iniciador de la transformación del judo haitiano con convenios con la Federación de Judo de la República Dominicana lo que les permitió elevar el nivel de los seleccionados nacionales.
Producto de ese desarrollo del judo haitiano su hijo del mismo nombre logra la medalla de bronce en los XIV Juegos Panamericanos, Santo Domingo 2003 siendo hasta ese momento la única presea del país antillano en este tipo de eventos.
En sus haber como ingeniero esta su desempeño como Ministro de Obras Publicas de Haití a la vez que fue designado en el cargo de presidente de la Confederación del Caribe de Judo y consecuentemente vicepresidente de la Unión Panamericana de Judo.
También fue vicepresidente del Comité Olímpico de Haití y su deceso se produjo el 19 octubre 2012.

Carlos Alberto Diaz Valbuena,
venezolano, natural de la petrolera ciudad de Maracaibo, ingeniero y licenciado en educación con mención en Educación Física, Deporte y Recreación en la Universidad del Zulia y que en la actualidad expande sus conocimientos en una maestría de Organización de Instituciones Educativas.
Su inicios en el Judo data del 1970 en la academia Han Ju Kwan de su ciudad natal.
Es el actual presidente de la Asociación de Judo del Estado Zulia y fue director de arbitraje de la Federación Venezolana de Judo del 1995 al 2008 y de la Confederación Suramericana de Judo del 1998 al 2004.
Director de Arbitraje de la Unión Panamericana de Judo desde el año 2000 y miembro de la Comisión de Arbitraje de la Federación Internacional de Judo del 2000 al 2008.
Sus esfuerzos denodados en el arbitraje nacional, regional, continental y mundial haciendo hincapié en el uso de la tecnológica informática, promoviendo el arbitraje femenino y la igualdad de oportunidades para todos los árbitros y exámenes de arbitraje.
Fue miembro de la Comisión de Arbitraje de los Juegos Olímpicos del 2000 hasta el 2008 y dirigió el arbitraje en Juegos Bolivarianos, Juegos Centroamericanos, Juegos Centroamericanos y del Caribe, Juegos Panamericanos, entre otros, por mas de una década.
Ademas sus amplios y depurados conocimientos del arbitraje lo llevaron a dirigir Campeonatos del Caribe, sudamericanos, centroamericanos, centroamericanos y del caribe y panamericanos.
Presente en las diferentes comisiones de arbitraje de Campeonatos Mundiales Senior, Juveniles y Por Equipos, entre otras.
Sus esfuerzos del uso de la tecnología lo llevo a ser parte esencial de la implementacion del video retardo y del programa de sorteo de los árbitros, así mismo, fue el creador de la pagina web de la Unión Panamericana de Judo www.pju.org y asesor de uno de los primeros programas de sorteo y resultados de las competiciones de judo, el Shiai, que luego serviría de base a otros programas ya que el mismo se convirtió en oficial en la organización continental.

Miguel Vanegas, panameño, este 2017 cumple 50 años de su inicio en la vida competitiva de esta disciplina lo que le permitió a la edad de 13 años lograr su primer campeonato nacional de la mano de su profesor Aurelio Chu.
Su primera competencia internacional lo fue en Managua, Nicaragua en 1967 en el Segundo Campeonato Centroamericano donde obtuvo su primera presea de oro y el premio al Mejor Judoka del evento.
Para 1968 conquisto el bicampeonato nacional lo que le otorgo el derecho a competir en el Tercer Campeonato Centroamericano realizado esta vez en su natal Panamá donde logro sus segunda medalla de oro en este evento con solo 15 años y nuevamente el titulo de Judoka mas Destacado.
En 1970 el tricampeonato nacional e igualmente en 1971, 1972 y 1973 no conoció la derrota en ninguno de sus enfrentamientos en el lar nativo.
Su amor por la patria lo mantuvo alejado entre 1973 al 1975 envuelto en la lucha universitaria regresando el 1976 logrando el primer lugar en la división de peso de los 71 kilogramos y la difícil categoría libre de peso.
Nuevamente volvieron las inquietudes patrias que encendían los combativos pasillos de la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Panamá las que pudieron mas que el deporte y nuevamente volvió a la lucha, esta vez patriótica.
Para 1981 y después de 5 largos años de retiro de la practica y la actividad competitiva regreso para cumplir una promesa que hiciera a su madre de lograr el Campeonato Centroamericano que se celebraría en Tegucigalpa, Honduras y en el duro combate final frente al también panameño Felix (Pocho) Ruiz se impuso para alzarse con la presea dorada y cumplir el deseo de su progenitora Patsy Sanchez de Vanegas.
De esta manera Vanegas Sanchez fue el competidor panameño mas joven en conquistar un campeonato nacional a la edad de 14 años, logro mas de 10 campeonatos nacionales, ganador de la competencia contra la Escuadra de Entrenamiento del Japón en 1968, líder de las competencias de la YMCA de la Zona del Canal de Panamá bajo dominio de las tropas estadounidenses acantonados en el área.
En Centroamérica fue el judoka mas joven en conquistar un campeonato de la categoría mayor y tres campeonatos en categorías diferentes ademas de otros logros a nivel internacional.
Su formación jurídica lo llevo a ser asesor de varias organizaciones deportivas como el Comité Olímpico de Panamá y la propia Unión Panamericana de Judo en estrados importantes como el Tribunal Arbitral del Deporte en Lausana, Suiza donde ademas defendido con tenacidad los intentos de desconocerlo al frente de la Federación Panameña de Judo fortaleciendo la institucionalidad de esa organización.

“Nos sentimos sumamente satisfechos con esta escogencia pues es un reconocimiento a personalidades que en diferentes vertientes han contribuido al desarrollo y difusión del judo panamericano”, dijo el ingeniero Jaime Casanova Martinez, presidente de la Unión Panamericana de Judo.