A URIEL LE CAMBIO LA VIDA EL JUDO

0
662
Uriel Arbona Cebadera tiene 5 años y desde el primer año de vida fue diagnosticado con hipotiroidismo, un trastorno en el cual la glándula tiroides no produce la cantidad suficiente de ciertas hormonas importantes, lo que afecta diferentes partes del cuerpo, dependiendo de la persona. A Uriel le afectó en su parte ósea corporal. Los médicos, luego de practicar varios estudios, descubrieron que su retraso en el crecimiento daba de dos años y medio. En la parte motriz y motora afectó su motricidad gruesa, es decir, en la fuerza de sus piernas y brazos.

Daniela, su mamá, relato nos “no podía correr, no podía subir los escalones solo, siempre con ayuda”.

Los padres de Uriel visitaron diferentes profesionales buscando posibles soluciones para el pequeño.

“A los 4 años le sacaron la medicación, quisimos realizar una rehabilitación pero como no sufre una discapacidad no pudimos realizar ningún tipo de tratamiento. Necesitaba que trabajaran los músculos y su celebro y fue en ese momento que una de sus médicas me recomendó el judo”, contó Daniela.

Hace un año el pequeño comenzaba a tomar su primera clase de Judo en la escuela municipal que dirige el profesor Pablo Villarruel, quien no dudó ni un segundo en aceptar a Uriel en su clase.

“Desde ese momento yo no hice nada, todo lo hicieron los profes de judo y realmente el cambio fue impresionante”, dijo emocionada Daniela.

En la última visita médica los profesionales de la salud quedaron admirados al notar que, sin medicación y solo con la ayuda de este deporte de control y precisión, el cuerpo de Uriel cambió.

“Realmente le cambió la vida porque está creciendo más de lo que se esperaba, ahora corre, salta y ha hecho un cambio increíble en su parte motriz”, expresó la feliz mamá.

Por su parte, el profesor Villarruel contó que se enfocaron en realizar ejercicios que le permitieran al niño crear fuerza en sus piernas y mayor coordinación.

Uriel es un chico normal, sano y no tiene una discapacidad, lo único que necesitaba era ayuda y los profes de judo y sus compañeros le brindaron esa oportunidad que no solo logró cambios en su cuerpo, también en su autoestima.

Nota de Condojo: Publicación del Diario Digital Ser y Hacer de Malargue, Mendoza, República Argentina del lunes 15 de enero 2018.
El profesor Pablo Villarruel es secretario general de la Confederación Suramericana de Judo (CSJ) la que esta afiliada a la Unión Panamericana de Judo (UPJ).